Ca los cans

10.08.2010 19:53

Rosas, lilas, azuladas…

Flores líquidas

Tejidas acuarelas

Cubriendo  mínimas

las juveniles alegrías

que, fundidas,

se diluyen

estirando como blancos cisnes

de estelas abrazadas

hacia donde las palabras se trasmutan

en sus bocas evaporadas

 

Acoge el mar,

Acoge

 

Y en la orilla

sobre la rizada bandeja esmeralda

como graciosos hipopótamos

chapotean

las jóvenes embarazadas

Desbordados desnudos

de panchitas aireadas

y  magnéticos pezones

sedientos de criatura

-          Mira que estoy fea, será nena

-          ¿Tú crees?

-          El tuyo… nene; tan redonda, tan alzada…

 

 

Algo más allá,

Tendida bajo los viejos pinos

que le defienden  la espalda

Escondida  y ajena,

sigue mi amiga

el hilo de su novela policiaca

Cuando…

Tus talones

Juguetean

Empujando algas  sobre mis raíces

desarraigadas

 

Lleno de ti

Amado de amor

No resistiré mucho más

mirándolo todo

tan quietecito notario

de los paraísos anticipados

 

“Soy un pececito”, “Soy un pececito”,

Sobresale  de repente la voz danzarina

sobre el torbellino infantil

que en instantes poblará los ecos naturales

con sus  diminutas fantasías

 

¡Y vaya  con la avispa alucinada

que intenta libar el loco néctar de mi lápiz!

 

Definitivamente

Se acabó la paz

Aunque no haya en la tierra pensamiento oscuro

Capaz de romper esta protectora dulzura

Así que: ¡Al agua patos!

 

 

Share |

Volver

Contacto

Miguel Cabeza