Chilenita en almíbar

11.07.2010 10:56

Deambulo a trompicones hacia las pistas oscuras
A estas horas de la madrugada, las avionetas del aeroclub duermen
Melancólico, me tiendo frente a las estrellas sobre la encementada lanzadera,
 no hay peligro a pesar de tanto alcohol.
Me pregunto por qué la Luna se entretiene entre las palmeras,
Por qué tarda  en llegar en mi auxilio
Pero dime…
Necesito algo de esa memoria tuya
que sabe escaparse de los recuerdos…
¿Cuándo llegaron mis otras vidas a buscarme?
¿Sería aquel doce de septiembre?
Te impactaría como un cañonazo a bocajarro sobre el corazón del alma
el titular a gritos del periódico matutino
 “Allende se ha suicidado”,
Negro sobre blanco
Diecinueve palabras para media portada
Con fingida alegría me despediría de ti aquel mismo  día,
chilena afortunada… Creías
Quinceañera de  rompiente biquini  lila
atrapando abecedarios árabes de sinuosidad dunar
¿Cómo sufrir el adiós cuando se te priva del camino del corazón?
Descreí y presentí  la angustiosa pasión… de tantos allá en tu lejano país
Y el tiempo confirmaría toda ignominia
¿Y qué sucedió contigo?
¿Dónde estás hoy?
Ojalá que tu existencia transcurriese por donde no te marcaron
Chilenita en almíbar
Ojalá que te abrieras antes que después
a la llamada libre de la humanidad desnuda
¿Y qué fue de mí?
Ah… Me gustaría tanto poder contártelo…

Share |

Volver

Contacto

Miguel Cabeza