La torre del silencio

29.11.2009 20:53

Ya dejé a un lado mis viajes galaxiales...

Otrora conocí la soledad intensa de los fríos originales,
la codicia de los agujeros negros,
las miradas ausentes de los niños peregrinos del laberinto perdido...

Me cansé de recoger los ecos  lejanos del triunfo en apogeo,
de escuchar a Zoroastro predicando incesante el camino de la perfección
a la luz de las tardías estrellas de Oriente
y también, y lo siento, de los guiños del buen dios Ahura Mazda,
siempre tan amable y gentil, desplegando a mi paso sus policrómicas alas

Ya mis huesos celestes rehusaron tanta exhibición de camino
y no será malo dejarlos descansar algunas breves eternidades
bajo  las indistinguibles tierras del cósmico ocaso

Ya me siento agotado y llamado a  diluirme,
a convertirme en la arena azul que se escapa hacia la gravedad de la no existencia
desde el silencioso ojo central del infinito

Ya necesito deshacer los pensamientos
dulce, serenamente...
y adormecerme mecido entre los brazos de la sonrisa olvidada
por todo aquello que se fue sin haber sido

...Y quién sabe si tal vez mañana
deberé recorrer un largo tunel de sol
y será preciso amanecer nuevo
confiado, simple, cristalino, ingenuo...

Share |

Volver

Contacto

Miguel Cabeza