Parece un poema o no

27.08.2010 01:01


 
Parece
de frente,
una diminuta piscina olímpica
con la superficie
congelada
Blancura gruesa…
La pantalla
 
Parecen
 Trocitos de hilo negro asilvestrados
Oscuros contrastes desordenados
Finos, delicados,
en sus recorridos, alineados…
Las palabras
 
Parezco, sin cabeza,
Que  no la veo, no la veo…
Una camisa, una mesa, un pequeño ordenador, dos brazos, dos manazas, una perra dormida, una lámpara, un ficus, una copita con hielo moribundo, un cactus, una piedra pisapapeles, un cubo,  una palmera, una olivera, una manguera, tres bicicletas, dos toallas tendidas, una conversación en no sé qué idioma de por allá que llega desde la casa vecina, el susurro de unas hojas, el lejano canto de los grillos, una avión que pasa, un perrito triste que aúlla,  el crujido de una cama, la lejanía de los coches, un rumor difuso que tal vez sea el mar, el golpeteo de los dedos esclavos de no se sabe muy bien quien o qué, la persiana que se rasca contra la pared, el cuenco de la perra que tirita su metalicidad vencida por el viento que ahora se vuelve brisa, un toldo que se encarga de tocar los bajos, tres almitas aladas que revolotean contra la luz del foco azul que le choricé a mi hijo cuando se fue de casa porque era su sino y no tengo nada que decir… Y millones, millones de pequeños silencios que se escurren entre todo lo nombrable y todo lo innombrable…
Ah, imperdonable descuido… ¿No te mencioné, verdad?
 

Share |

Volver

Contacto

Miguel Cabeza