Siempre era ella

29.11.2009 21:16

Siempre era ella
 
Me la crucé en las escaleras del trabajo,
su mirada resbaló  al entrar en contacto con la mía
que se infló como un globo de gas
fugado hacia la esquina del techo
donde se atrinchera la telaraña

La volví a ver en el supermercado,
ahora me miraba desde otro cuerpo
mientras me ofrecía la "tarjeta diez"
y un “no gracias” se atascaba en la flor de mi garganta

Me miró fría desde la foto del periódico,
pétrea y romana desde su escultura en el museo
y, rescatada en su mural, desde las ruinas de Pompeya

También lo hizo en la feria de abril, vestida de faralaes, entre el pescaíto y el fino
Y en el tatami
Y en el sueño repetido

Y siempre era ella

La que disimulaba no haberse fijado en mí
mientras me anunciaba el estallido de la pasión
desde las llanuras del instante

La que yo deseaba atrapar desde las cimas del deseo efímero
para lanzarnos juntos y a pleno corazón
contra el vientre del abismo

Siempre era ella

La de la mirada fugaz, la de la mirada limpia, la de la mirada puñal

la de Internet, la del tranvía, la del mediodía

Siempre era ella

La de las mil formas, la de los mil tiempos, la de las mil llamadas

Siempre era ella

la que necesitaba mi vida para anunciarse y desaparecer.

Share |

Volver

Contacto

Miguel Cabeza